¿Sabes cuál es el factor más importante para el aprendizaje?

Publicado: 24 enero, 2016 en Sin categoría
Etiquetas:, , , , , , , , , , ,

Todos los que nos dedicamos a la enseñanza, ya sea deportiva o de cualquier otro ámbito, y estamos comprometidos con nuestro trabajo, buscamos constantemente herramientas, metodologías, etc. que hagan que nuestros alumnos progresen más. Observamos, analizamos e intentamos saber cuáles son los factores que tienen una mayor influencia en el aprendizaje para saber qué es lo que funciona y no funciona. Este proceso es necesario y es lo que nos hace crecer personal y profesionalmente, pero casi todos estaréis de acuerdo en que es muy difícil analizar todas las variables que influyen en el aprendizaje y encontrar la receta mágica para enseñar a todos nuestros alumnos. Sinceramente, no creo que exista una fórmula universal, ya que cada situación es distinta, cada persona aprende de forma diferente, y las personas no actuamos siempre igual en cada situación. Por tanto, aunque se antoja complicado encontrar un sistema de enseñanza infalible que sirva siempre y para todos, sí que nos puede servir de mucha ayuda saber aquello que puede tener un mayor impacto en el aprendizaje de nuestros alumnos.

Precisamente, esa fue la pregunta que se hizo el profesor de la Universidad de Auckland, John Hattie, que durante 15 años analizó más de 50000 estudios en los que intervinieron más de 240 millones de estudiantes en todo el mundo, con el objetivo de reconocer los factores más importantes que afectan al aprendizaje de los alumnos. En este proceso identificó 150 factores que influyeron en el aprendizaje (programas, metodologías, técnicas, etc), y mediante un proceso estadístico los clasificó en función de su impacto. Entre todos estos factores aparecían algunos como el conocimiento del profesor, el entorno familiar, los estilos de enseñanza,…, pero ¿Sabéis cuál fue el factor que más influyó en el aprendizaje? LAS EXPECTATIVAS DEL ALUMNO. Es decir, que el principal factor que va a hacer que nuestros alumnos progresen o no es la creencia de cada uno de ellos en sus propias capacidades. Por tanto, si las creencias que tienen nuestros alumnos sobre su propia capacidad, van a ser más determinantes que la metodología, los ejercicios o la organización de nuestras sesiones, parece razonable que dediquemos mucho más tiempo a aprender cómo podemos ayudarles a que confíen en ellos mismos, o a que mejoren su percepción de competencia, que a aspectos meramente técnicos o de organización de los entrenamientos.

¿Cuántas veces oímos de nuestros alumnos frases como “No puedo” “Nunca voy a tener un buen saque” “Siempre se me ha dado mal esto”…? Seguro que todos tendréis un montón de ejemplos. Este tipo de frases nos muestran las bajas expectativas que tienen nuestros alumnos sobre ellos mismos, haciéndose creer que no tienen capacidad para realizar algo y que no pueden hacer nada para solucionarlo. Este tipo de frases representan lo que la profesora de psicología de la Universidad de Stanford, Carol Dweck, denomina la mentalidad fija.

expectativas

Según Dweck, los niños pueden desarrollar dos tipos de mentalidades en función de la forma en la que los eduquemos y los elogias que reciban, la mentalidad fija o la mentalidad de crecimiento. La mentalidad fija consiste en la creencia de que cualidades como la inteligencia, la habilidad, la creatividad,… son aspectos de la personalidad con los que nacemos cada uno que no se pueden cambiar. Este tipo de personas piensan que aunque entrenen o se esfuercen más no van a conseguir ciertas cosas porque no tienen potencial para ello, y se limitan a realizar sólo aquello en lo que destacan. Por el contrario, aquellos que tienen una mentalidad de crecimiento piensan que, al igual que ocurre con cualquier músculo, el cerebro también se puede ejercitar y mejorar a través de la práctica, el esfuerzo y la dedicación.

Existen estudios que muestran como los niños que tienen una mentalidad de crecimiento se preocupan más por los objetivos y el proceso de aprendizaje, son más perseverantes ante las dificultades y creen más en la importancia del esfuerzo. Por el contario, los niños con una mentalidad fija se esfuerzan menos, abandonan antes ante las dificultades y tienen una mayor tendencia a hacer trampas para obtener los resultados esperados.

Nuestra influencia es determinante para desarrollar un tipo de mentalidad u otro, según Dweck, si elogiamos a nuestros alumnos por su esfuerzo (“gran trabajo, te debes haber esforzado mucho para conseguir esto”) estaremos favoreciendo una mentalidad de crecimiento. En cambio, si los elogiamos por su capacidad o inteligencia (“gran trabajo, eres muy bueno”), estaremos favoreciendo una mentalidad fija. También puede resultar de gran ayuda para desarrollar la mentalidad de crecimiento, explicar a los niños la capacidad del cerebro para transformarse, y que si lo ejercitamos podemos aprender continuamente y ser más inteligentes o hábiles. Además, para el desarrollo de una mentalidad de crecimiento resulta esencial hacer hincapié en el proceso de aprendizaje por encima de los resultados, asumir los errores con naturalidad y transformar las amenazas en retos de aprendizaje.

No tengo ninguna duda de que Jason McElwain sabía que tenía capacidad para hacerlo, aunque muchos no lo creyeran…

comentarios
  1. Enric dice:

    Buen artículo Rafa. Y muy útil para todos aquellos que participan de alguna manera en la educación-formación de los jóvenes.
    Si ya lo decía mi abuela: “Fa més el que vol que el que pot” (Hace más el que quiere que el que puede), haciendo referencia a la importancia de la motivación, de la voluntad en el proceso de aprendizaje, tan o más importante que las capacidades innatas.
    Yo trataré de ayudar a que mi hija tenga una mentalidad de crecimiento.

    Le gusta a 1 persona

  2. Begoña dice:

    Interesantisimo Rafa, la tan nombrada cultura del esfuerzo es básica en cualquier proceso de aprendizaje y los que nos dedicamos a la educación sabemos qué difícil es que los niños se esfuercen y lo valoren. Gracias!

    Le gusta a 1 persona

  3. Muy buena diferenciar los elogios. Hacia una mentalidad fija o de crecimiento. Lo tomo. Un abzo desde Argentina!

    Le gusta a 1 persona

  4. […] Origen: ¿Sabes cuál es el factor más importante para el aprendizaje? […]

    Me gusta

  5. David Guillén dice:

    Totalmente cierto y, a nosotros, los técnicos, nos motiva más un alumno con ganas, esfuerzo y voluntad que el que viene a mostrarse, etc..
    Un saludo desde Barcelona – Spain

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s