6 características de los buenos entrenadores

Publicado: 6 enero, 2016 en Sin categoría
Etiquetas:, , , , , , ,

Con la entrada del nuevo año todos pedimos algunos deseos, cosas que nos gustaría cambiar, cosas que nos gustaría que nos pasaran, o cosas en las que nos gustaría mejorar. Ya sabéis que los deseos están muy bien, pero si no ponemos un poco de nuestra parte, resulta un poco arriesgado dejar en manos de la suerte (o en este caso, del nuevo año) nuestros deseos de futuro. El hecho de que estéis leyendo esto ya es una buena señal, porque quiere decir que vuestro deseo es mejorar como entrenadores (espero que leerme no os perjudique), pero además que estáis haciendo algo por cumplirlo.

Pues bien, como ya sé cuál es vuestro deseo, os voy a hablar precisamente de eso, de cuáles son las claves para ser mejor entrenador. Alguna vez he hablado ya de Daniel Coyle y de su libro “Las claves del talento”, en el que explica, a través de su experiencia, cuáles son los aspectos que tienen en común aquellos lugares en los que se han formado grandes talentos deportivos, musicales, artísticos, etc. Tras este libro, Coyle publicó “El pequeño libro del talento”, donde dedica un capítulo a hablar de cuáles son, según él, las seis características que hacen a un entrenador ser un excelente entrenador. Basándome en las características propuestas por Coyle, y adaptándolas de forma específica al deporte, os propongo estos seis consejos o características que tienen en común la mayoría de grandes entrenadores:

zidane

¿Cumplirá Zidane alguna de estas características?

1.- Conecta emocionalmente con los jugadores.

Si nos paramos a pensar en nuestro mejor entrenador, la mayoría de nosotros lo recordaremos por cómo nos hacía sentir, más que por lo que realmente hacía. Esa persona que nos viene a la mente es alguien en quién creíamos y que nos entendía, con el que había una conexión especial, y precisamente esta conexión emocional es una de las claves del proceso de enseñanza-aprendizaje. Es muy difícil aprender algo de alguien en quién no creemos, en cambio, cuando creemos en alguien cada cosa que dice o hace se nos graba a fuego en la memoria. Por esto, es importante utilizar los primeros segundos, especialmente la primera vez que nos encontramos con nuestros jugadores, para conectar con ellos emocionalmente, que sientan que nos vamos a preocupar por ellos y que pueden confiar en nosotros.

Por tanto, los buenos entrenadores no son aquellos que poseen grandes conocimientos, sino que además son capaces de transmitir esos conocimientos de forma eficiente, y en esta transmisión juegan un papel importantísimo las emociones.

2.- Evita dar largos discursos, da mensajes cortos de forma individual.

La cantidad de información y el momento en el que ésta se proporciona, cobran mucha importancia tanto en el aprendizaje de nuevas habilidades como en la mejora del rendimiento. Existen diferentes estudios que demuestran que cuanto más cuantitativa y objetiva es la información que se proporciona a los deportistas, mayor efecto tiene sobre el rendimiento. Por tanto, aunque a  todos nos vengan a la mente películas en los que grandes entrenadores dan discursos frente a todo un equipo, o pensemos que tenemos que demostrar todo lo que sabemos a nuestros alumnos a través de grandes reflexiones, es mucho más efectivo proporcionar información muy breve y concreta de forma individual.

3.- Evita utilizar un lenguaje impreciso.

En muchas ocasiones utilizamos instrucciones del tipo “levanta la mano”, “apoya bien”, “más rápido”. Estas instrucciones son muy poco precisas y en muchos casos los jugadores no son capaces de entender a que nos estamos refiriendo, por lo que resulta mucho más efectivo emplear instrucciones precisas y objetivas, que sean medibles y cuantificables. Es cierto que si queremos que los entrenamientos sean dinámicos, en ocasiones, tenemos que hacer uso de palabras clave, por lo que en estos casos tenemos que habernos asegurado previamente de que los jugadores entienden perfectamente a que nos referimos con cada una de estas palabras clave.

4.- Haz una lista de aprendizaje.

El mundo del deporte está repleto de clasificaciones en ligas, cuadros de torneos, rankings etc. La mayoría de estas listas o clasificaciones hacen referencia a resultados, y en muchas ocasiones, pueden alejarnos de nuestros objetivos prioritarios. Aquellos entrenadores que se obsesionan con los resultados a corto plazo, tienden a olvidarse del objetivo más importante: el aprendizaje y el desarrollo de los jugadores a largo plazo. Por ello, resulta muy útil realizar nuestras propias listas de aprendizaje, en las que iremos anotando nuestros objetivos de tarea, y posteriormente podremos ir evaluando en qué medida estamos cumpliendo los objetivos propuestos previamente. Esto hará que tanto nosotros como nuestros jugadores estemos motivados hacia la tarea, y no perdamos el foco de lo realmente importante.

5.- Maximiza el “aprender haciendo”

Los buenos entrenadores crean entornos de aprendizaje en los que los deportistas tienen una actividad constante, evitando largas filas esperando para poder jugar, o estando sentados escuchando largos discursos en todos los entrenamientos. Por tanto, cuando planifiquemos nuestros entrenamientos tenemos que prestar especial atención a cómo vamos a organizar la sesión para favorecer una mayor actividad de nuestros jugadores, y cómo podemos sustituir los momentos de pasividad por momentos en lo que haya un aprendizaje activo. (Ver artículo “No enseñes a tus jugadores, crea el entorno para que aprendan”)

 

6.- Trata de crear jugadores autónomos

Uno de los objetivos a largo plazo de un buen entrenador tiene que ser, ayudar a sus jugadores a mejorar, de forma que llegue un momento en el que éstos no lo necesiten. Ya he hablado en artículos anteriores de la importancia de la autonomía y la independencia de los deportistas como valores importantes por sí mismos, por lo que en ocasiones debemos dar un paso atrás, dejando a los deportistas su espacio, y simplemente guiándolos para que se desarrollen por ellos mismos.

 

Espero que cada uno de estos puntos os pueda servir para acercaros un poco más a uno de vuestros deseos de este nuevo año, ser mejores entrenadores.

Discurso del entrenador Colmenero

comentarios
  1. David dice:

    Al final creo que el primero los resume todos. Maravilloso.

    Le gusta a 2 personas

  2. JordiACE dice:

    Reblogueó esto en gen. 2003 -PREINF A.

    Me gusta

  3. […] Origen: 6 características de los buenos entrenadores […]

    Me gusta

  4. […] 6 características de los buenos entrenadores […]

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s