Archivos para enero, 2016

Ayer, fue un día intenso de entrenamientos, competición y alguna reunión con padres. Seguro que para muchos de vosotros, ya seáis padres o entrenadores, también fue así. Además estoy prácticamente seguro que en la mayoría de los casos en algún momento visteis comportamientos o actitudes de vuestros hijos, alumnos, padres o entrenadores que creáis que deben mejorar y que no ayudan a lo que creemos que el deporte tiene que ser en etapas formativas. Hablo de aspectos que no tienen nada que ver con aspectos técnicos, tácticos o físicos, sino de educación.   (más…)

Anuncios

Todos los que nos dedicamos a la enseñanza, ya sea deportiva o de cualquier otro ámbito, y estamos comprometidos con nuestro trabajo, buscamos constantemente herramientas, metodologías, etc. que hagan que nuestros alumnos progresen más. Observamos, analizamos e intentamos saber cuáles son los factores que tienen una mayor influencia en el aprendizaje para saber qué es lo que funciona y no funciona. (más…)

Hace unos días leía una entrevista a Garbiñe Muguruza. Tengo que confesar que me costó acabar de leerla, ya que la mayor parte de la entrevista se centraba en quién diseña sus modelos de ropa, su excelente figura, sus tratamientos de belleza etc. Sin embargo, sí que hubo un extracto de la entrevista que me llamó la atención, concretamente cuando le preguntaron sobre qué hace en su tiempo libre. Ésta fue su respuesta:

“Los tenistas somos muy difíciles para hacer amigos, somos muy competitivos y estamos todo el tiempo de gira. Y también es muy difícil hacer amistades entre otras tenistas porque al día siguiente vamos a competir. Los chicos es distinto, pero las chicas… nos odiamos todas. Literal. Y las que digan lo contrario mienten” (más…)

Con la entrada del nuevo año todos pedimos algunos deseos, cosas que nos gustaría cambiar, cosas que nos gustaría que nos pasaran, o cosas en las que nos gustaría mejorar. Ya sabéis que los deseos están muy bien, pero si no ponemos un poco de nuestra parte, resulta un poco arriesgado dejar en manos de la suerte (o en este caso, del nuevo año) nuestros deseos de futuro. El hecho de que estéis leyendo esto ya es una buena señal, porque quiere decir que vuestro deseo es mejorar como entrenadores (espero que leerme no os perjudique), pero además que estáis haciendo algo por cumplirlo. (más…)